Si el cuerpo es exhumado del Valle de los Caídos, la familia quiere enterrar a Franco en la catedral de la Almudena

A las 10:00 horas del 20 de noviembre de 1975, el presidente del Gobierno de España, Carlos Arias Navarro, se dirigió al país a través de la televisión y radio para pronunciar la frase “Españoles, Franco ha muerto“. Esto suponía el fin de casi cuarenta años de dictadura en España.

Franco había fallecido a las 05:25 horas después de una agonía de 39 días. Un Consejo de Regencia asume los poderes en nombre del Príncipe Don Juan Carlos hasta que se establezca el día de su jura como Rey.

La elección del Valle de los Caídos

Los restos de Franco son trasladados a su residencia oficial, el palacio de El Pardo, para ser velados por su familia y donde recibir visitas oficiales. La mañana del 21 de noviembre el cuerpo es trasladado al Palacio de Oriente. Se forman largas colas de ciudadanos para despedir o ver el féretro del fallecido Jefe del Estado.

El 22 de noviembre, en las Cortes, don Juan Carlos de Borbón es proclamado Rey de España y queda reinstaurada la Monarquía. A continuación el nuevo Rey se traslada a la capilla ardiente de Franco. Siendo éste su primer acto público como monarca.

El 23 de noviembre, después de una multitudinaria misa en la Plaza de Oriente, el féretro es trasladado al Valle de los Caídos, dónde son inhumados. A la ceremonia no asistieron ningún líder de los principales países democráticos. Desde aquél día sus restos en en la basílica, aunque el dictador no dejó nada escrito al respecto. Un lugar, frente al altar. que el derecho canónico reserva para papas y obispos,

La decisión de enterrarlo allí se tomó entre los días 20 a 23. La familia poseía un panteón familiar en el cementerio de El Pardo. Y también existía la posibilidad de ser enterrado en el Pazo de Meirás, la residencia veraniega de la familia Franco. El presidente del Gobierno, Arias Salgado, en previsión de evitar peregrinaciones masivas o actos de vandalismo decidió optar por el Valle de los Caídos. No contó con la opinión de la familia, considerando que era el lugar más apropiado por su solemnidad.

Construcción

El monumento fue impulsado por el régimen franquista mediante un decreto firmado el 1 de abril de 1940 para “perpetuar la memoria de los caídos de nuestra gloriosa Cruzada” . El conjunto fue proyectado por el arquitecto Francisco Muguruza y construido de 1940 a 1958. Fue inaugurado el 1 de abril de 1959, con la asistencia de más de cuarenta mil personas.

Durante su construcción perdieron la vida 14 trabajadores. En su construcción se emplearon tanto trabajadores libres como presos, políticos y comunes. La decisión de trabajar era potestad del preso, debiendo de solicitarse por escrito. En compensación recibían un salario y una reducción de pena de hasta seis días por uno trabajado.

Lugar de entierro improvisado

Si bien existen testimonios de que verbalmente Franco alguna vez comentó la posibilidad de ser enterrado en el Valle de los Caídos con el arquitecto Diego Méndez, no dejó nada por escrito. Ni su familia tuvo conocimiento de ello. El hecho es que durante la construcción se dejó previsto un hueco para la sepultura, que quedó en el olvido desde 1959.

De hecho la tumba tuvo que ser improvisada durante los tres días desde la muerte hasta su entierro. Ya que cuando el arquitecto Ramón Andrada se presentó allí por orden del Gobierno, pudo comprobar que el hueco dejado en la construcción pasaban líneas eléctricas y conducciones de aire que tuvieron que desviarse a toda prisa.

La Orden que designaba el Valle de los Caídos como lugar del entierro fue firmada a las 16:00 del día 22 de noviembre por el Rey Don Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela. Orden que fue entregada al abad del Valle, Luis María de Lojendio.

La fosa común más grande de España

Aparte del general Franco, en la basílica están enterrado 33.833 cadáveres. De los cuales 12.410 son de personas desconocidas trasladadas por el régimen franquista desde fosas comunes y cementerios de toda España. Al ser personas desconocidas no se contó con el consentimiento de ningún familiar. En contra de los inicialmente previsto, las inhumaciones se acabaron realizando sin distinción del bando en el que combatieron, como se constata en una carta de 1958 del ministro de Gobernación. Dando un cambio de rumbo al concepto inicial del monumento. El traslado de los cuerpos tuvo lugar de 1956 hasta 1983, cuando ya gobernaba el PSOE.

El gobierno constituido democráticamente después de las elecciones generales de 1977, decidió pasar página sobre el asunto, así como todos los gobiernos sucesivos hasta el 2018.

Exhumación de los restos de Franco

El 13 de septiembre de 2018 el Congreso de los Diputados convalidó el decreto redactado por el Gobierno del PSOE, que aprueba la exhumación de Franco con la abstención del PP y Cs. En él se prevé que la familia se haga cargo de los restos, y si renuncian será el Gobierno quien decidirá el lugar de traslado del cuerpo.

El decreto, tras su aprobación, será tramitado como proyecto de ley para incluir medidas como la creación de una comisión de la verdad sobre la guerra civil y la dictadura, un museo sobre este negro periodo y la nulidad de las sentencias de los tribunales de excepción franquistas. Actualmente el Real Decreto con el que se ordenará la ejecución de la exhumación, que se está gestionando en el Ministerio de Presidencia, se encuentra en fase de alegaciones.

Parece ser que el Gobierno contempla que el mismo Real Decreto también regule las condiciones del traslado de los restos de Franco a su nueva ubicación. Incluyendo una serie de condiciones, como que la reubicación no ponga en peligro el orden público. De esta forma se pretende evitar que los restos terminen en la cripta de la catedral de la Almudena, que es la intención inicial de la familia.

Recordemos que la Almudena es un centro turístico de Madrid, frente al Palacio de Oriente. Lo que permitiría que actos masivos tanto a favor como en contra del dictador pongan en peligro la normalidad y seguridad ciudadana. Por lo que antes de la publicación del Real Decreto se espera llegar a un consenso con la familia.

Lo dicho, 43 años después, seguimos a vueltas con Franco.

Más sobre política española:

Rajoy y la Guardia de la Noche

Pablo Iglesias … Hasta Galapagar siempre

Meme a vueltas con Franco más de 40 años después. Gracias por tu visita y recuerda que en memesvip nunca se pone el sol.

Más de memesVIP