Hoy día la vida está muy complicada. Todo apunta a que más que posiblemente, el mundo entre en una nueva recesión económica. Hace ya diez años de último desastre, todo es cíclico y según los expertos nos toca recesión de nuevo.

Dentro de las complicaciones que tienen los estados para mantener la economía dinámica, siempre está el debate del gasto público en las pensiones. Está claro que para muchos jubilados, las pensiones que reciben no son suficientes para cubrir los gastos mensuales. Y están en su derecho de exigir mejores pensiones, que para eso se les prometió que una vez jubilados recibirían una pensión digna por los años de trabajo que cotizaron.

Hasta ahí todo bien. Pero el problema no lo tienen solo ellos, sino toda la sociedad. No se puede generalizar, evidentemente no se puede vivir con el importe de una pensión no contributiva. Por tanto como sociedad debemos ser solidarios y aumentar el importe de esas pensiones mínimas, aunque sean personas que por diversas circunstancias no llegaron a cotizar los años necesarios para una pensión mayor.

Pero si establecemos estas pensiones, para que sean dignas, en por ejemplo 600 euros. Las personas que reciben pensiones mínimas contributivas verán justo que las de ellos al menos empiecen en torno a 900 euros y de ahí hasta las máximas que prevea la ley. Pero al otro lado tenemos un porcentaje elevadísimo de personas jóvenes, con sueldos que rondan de 600 a 1000 euros, pasando todo el día fuera de casa, en edad de criar hijos y pagando alquileres o hipotecas. Es decir con unas cargas económicas que un alto porcentaje de los jubilados no tienen.

¿Cuántos trabajadores de 1000 euros hacen falta para pagar las 14 pagas de un jubilado de 900 euros?

Pues según datos de la Seguridad Social, el sistema contaba a finales del 2017 con 19.455.384 cotizantes y 8.705.707 pensionistas, lo que da 2,23 afiliados por cada perceptor de una pensión. así que hagan cuentas.

Por ejemplo, si un asalariado cobra 1.000 euros al mes, el empresario ingresa un 23,60% del salario del empleado (236 euros) en la cuenta común de la Seguridad Social y el trabajador un 4,70% (47 euros). Lo que nos deja que por cada salario de 1.000 euros mensuales las arcas públicas reciben 283 euros al mes (3.396 euros al año).

No hay que ser un gran matemático para ver que muy pronto dejará de ser sostenible.

Enlaces relacionados:

Si el dinero es solo papel límpiate con él

Se incuba la recesión a partir de 2020

Meme el buen jubilado. Gracias por tu visita y recuerda que en memesvip nunca se pone el sol.

Más de memesVIP