Image: Meme hoy estoy muy perro.

Para qué negarlo… es muy duro levantarse cada mañana y empezar la rutina. Y al trabajo, ir a clase o quedarte en casa y hacer cosas allí… sea lo que sea no es fácil arrancar.

Con lo bien que se está alargando el desayuno, o durmiendo un ratito más. Sinceramente de vez en cuando es un lujo poder vaguear. Normalmente después de desayunar ya el cuerpo se entona un poquito y empezamos a funcionar… ¡qué remedio!

Pero aun así hay días especialmente duros en los que la ‘perrez’ se alarga en casa, en clase o en el trabajo… ¿para qué negarlo?… pero disimula un poco

Memes relacionados: