Imagen: Meme Trump Peña Nieto.

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump ha enviado a México a los Secretarios de Estado y de Seguridad Nacional para rebajar las tensiones con México.

El Secretario de Seguridad Nacional John Kelly aseguró que no habrá deportaciones masivas ni operaciones militares contra los inmigrantes mexicanos. Que todas las actuaciones se ajustarán al derecho de los EEUU y respetando los derechos humanos.

Horas antes de la visita Trump habló de Kelly diciendo que estaba haciendo un trabajo excelente expulsando a gente mala a un ritmo sin precedentes y que era una operación militar.

En cualquier caso la visita fue bastante más relajada de lo que se esperaba y en la rueda de prensa ni siquiera hubo ni un comentario sobre el muro fronterizo que Trump pretende hacer pagar a los mexicanos.

La visita fue tranquilizadora para México cuyo presidente, Enrique Peña Nieto, recibió durante una los enviados estadounidenses.

Parece que hubo cierta empatía entre ambos gobiernos dentro de la defensa de sus intereses y que actuaron y hablaron como lo haría Míster Trumpeña El Pacificador.

Los enviados de Trump a México suavizan su retórica antimigrantes