Imagen: Meme ya no hay colegio.

Si os ponéis a recordar, seguro que os enseñaron cosas en el colegio que al menos de forma evidente no tenían ningún sentido.

Concretamente nunca entendí por qué siendo bastante pequeños nos mandaban hacer manualidades pegando cerillas en cartulinas.

Porque también utilizábamos palillos… ¿pero cerillas? Teníamos seis o siete años. Y por supuesto pasó lo que tenía que pasar.

Una tarde al salir de colegio se veía como desde la ventana de una clase salía humo negro. Uno de mis compañeros había encendido algunas cerillas y las tiró encendidas a la papelera de la clase antes de marcharnos.

Y a día de hoy sigo sin saber cuál fue el valor pedagógico de utilizar cerillas en vez de otros materiales.