Imagen: Meme no soy alcohólico.

El beber y más concretamente bebidas alcohólicas la mayoría de las personas lo asocian con pasarlo bien.

Está demostrado que un poco de alcohol nos baja el listón de la timidez y nos hace sentirnos más seguros al relacionarnos con desconocidos.

El problema está cuando necesitamos recurrir a la bebida para poder superar, vencer o disimular nuestros problemas, complejos, angustias, etc…

Y lo que inicialmente parece que ayuda a nivel psicológico acaba creando una dependencia biológica y física real de nuestro cuerpo a esta sustancia que acabará creando otros problemas nuevos y haciendo más complejos los que ya teníamos.

Trastorno por consumo de alcohol